¿Quién soy?

Toca hablar de mí y es algo difícil porque tengo que decir cosas chulas sin parecer un gilipollas engreído, pero lo voy a intentar (contar cosas chulas, lo de ser gilipollas ya lo consigo sin proponérmelo).

Tengo una orden de acercamiento de mi familia y no puedo separarme de ellos.

Tengo algunos defectos geniales y algunas virtudes odiosas.

He dado la vuelta al mundo en globo. Compuse en sueños la canción más bonita del mundo, y luego la olvidé.

Tuve que desfigurarme la cara porque era tan atractivo que sólo generaba envidias y problemas. Ahora soy feo, pero más feliz.

A veces soy un poco mentiroso pero eso ayuda a contar buenas historias (en lo de ser feo no he mentido). Y menos mal, porque me encanta escribir.

Sé escribir esternocleidomastoideo sin ayuda del corrector, aunque como lo estás viendo escrito tendrás que hacer un pequeño esfuerzo y creerme. Algo difícil cuando te acabo de decir que a veces me invento cosas.

También me gusta hacer acotaciones a lo que digo usando paréntesis porque permite hacer comentarios como si fueras alguien ajeno al texto (el que ha escrito esto último sabe de lo que habla, aunque debe ser un poco feo y algo idiota).

Y por último, como hay que decir algo malo de uno mismo porque eso siempre demuestra humildad, debo decir que no tengo ni puñetera idea sobre casi nada. Es cierto que soy estudiante de psicología, que leo todo lo que puedo de toda clase de temas; que me gusta mucho escuchar porque creo que tengo mucho que aprender y poco que enseñar (excepto mi hercúleo torso y mi rostro apolíneo); y que todo eso me genera muchísima seguridad en mí mismo (la completa seguridad de que no sé casi nada y que cada día soy más ignorante, porque cuanto más leo, estudio o aprendo, más cuenta me doy de todo lo que desconozco).


Ah, por cierto, he escrito dos libros (un ensayo y una novela) y, en breve (o eso espero), los publicaré (qué época esta en la que cualquiera, incluso yo, puede escribir y publicar un libro o dos).

Si por algún oscuro motivo quieres contactar conmigo, puedes escribirme.

Nos vemos.