Tres segundos

Una novela sólotildista (y bastante negra)

307 palabras

Ahora, casi todo el mundo escribe un libro. Incluso yo.

Así que, ya que me he pegado el curro de escribirlo, por lo menos voy a intentar que se lo lea alguien. Es lógico, ¿no?

Aunque es muy típico y está muy manido, esta novela no es nada convencional. Sí, es lo que todo autor dice de su obra, pero es que esta vez es de verdad. No me voy a flipar y decirte que es una grandísima obra, una maravilla o cosas así. No, ni si quiera te digo eso, sólo que es una novela diferente: negra, con mucho humor (también negro, claro), con una protagonista amargada, que está como un cencerro (y cada vez más), y que ha decidido que ha llegado el momento de hacer las cosas a su manera.

Y no te cuento nada más, que siempre se cuenta demasiado.

Sinopsis:

Tenía que ser jueves el día en el que acabara todo. Pero bastaron tres segundos para que, aquel jueves, comenzara todo. Un error de cálculo que resultó ser un acierto inesperado. Una enorme protagonista que, desde entonces, hará las cosas a su manera.

Una hipercontaminada, hiperpoblada e irrespirable megalópolis repleta de gente pero vacía de almas. Una cínica y amargada bebedora compulsiva de café que decide que ha llegado el momento de que las cosas dejen de ser como son y sean como deben ser. Unos personajes sin nombre pero con denominación de origen. Y alguna que otra muerte, que eso siempre gusta mucho.

Una historia delirante que podrás dejar de leer (si puedes) en cualquier momento.

 

Si quieres comprarlo, de momento, tienes que contactar conmigo y te lo hago llegar, preferiblemente, sin firmar (que soy un don nadie):

aparicio.guillem@gmail.com

 

Y como soy un ser humano muy salao, te dejo también el primer capítulo.

Como las drogas: el primero es gratis.