¿Por qué hay tantos jefes idiotas?

El principio de Peter

269 palabras

Es posible que en alguna ocasión te hayas preguntado por qué hay tantos jefes idiotas. Es algo tan frecuente que no puede ser simple casualidad. Esta misma pregunta se hizo Laurence J. Peter que, además, buscó una explicación a este extraño y molesto fenómeno que, desde entonces, se conoce como “El principio de Peter”.

El Doctor Peter observó que las personas suelen ser ascendidas mientras se manifiestan aptas y diligentes. Sin embargo llega un momento en el que alcanzan el nivel máximo de competencia y, el siguiente ascenso, les sitúa en un puesto para el que ya no son aptas. Llegado este punto dejan de subir en el escalafón.

Esto supone un grave problema para las personas a las que tiene a cargo pero también para la empresa. Personas que se han manifestado abiertamente competentes para algunos puestos, han alcanzado otros donde son incompetentes. Así que la empresa ha perdido a buenos empleados que realizaban bien su trabajo en alguna área y a cambio ha ganado jefes incapaces. Incapaces de dirigir bien, pero muy capaces de complicarlo todo.

El principio de Peter, por tanto, afirma que las personas que realizan bien su trabajo son ascendidas a cargos de más responsabilidad hasta llegar a un puesto en el que ya no son diligentes; estas personas han alcanzado su nivel de incompetencia. Esto significa que en las organizaciones el trabajo sale adelante gracias a los empleados que no han alcanzado su nivel de incompetencia.

La solución que propone Laurence J. Peter consiste en que todos los miembros de la organización que no sean competentes en su área, bajen un grado en la escala jerárquica.

“No sabemos si el mundo está dirigido por personas inteligentes que nos están engañando astutamente o por idiotas que no se recatan de serlo ”.

Marc Brickman