La teoría del bosque oscuro

¿Existen civilizaciones inteligentes en el universo?

389 palabras

La ecuación de Drake estima que el universo, por cálculos probabilísticos, tiene que estar repleto de vida. En este sentido, la paradoja de Fermi señala la contradicción entre afirmar que hay una alta probabilidad de que existan civilizaciones inteligentes en el universo y la ausencia de evidencia de su existencia. 

Así que tenemos dos hechos en apariencia contradictorios y posibles a la vez.

  1. El universo puede estar repleto de vida inteligente.
  2. No tenemos evidencias de la existencia de vida inteligente.

La inmensidad del universo, las enormes distancias y la imposibilidad de realizar viajes a una velocidad superior a la de la luz, puede ser una explicación a esta falta de contacto entre civilizaciones inteligentes y esta ausencia de pruebas.

Otra posible, pero terrible explicación a esta paradoja, es la que ofrece Liu Cixin en su maravillosa obra de ciencia ficción: “El bosque oscuro”.

En esta obra especula a partir de las siguientes premisas:

  • La necesidad primordial de toda sociedad es su supervivencia.
  • Aunque las civilizaciones crecen y se expanden, la cantidad total de materia del universo es siempre la misma. El universo es grande, pero la cantidad de materia se mantiene constante mientras que la vida crece exponencialmente.
  • La explosión tecnológica: una vez que una civilización supera cierto nivel tecnológico, la expansión de la vida por el universo, se puede propagar a un ritmo aterrador.
  • Las cadenas de sospecha: no conocemos las intenciones del resto de civilizaciones extraterrestres, y éstas, a su vez, no conocen las nuestras. Y mucho menos teniendo en cuenta las más que probables dificultades, por no decir imposibilidad, de comunicación.

Con todo esto, Liu Cixin, teoriza sobre que el universo es un bosque oscuro donde cada civilización es un cazador armado tratando de sobrevivir rodeado de depredadores entre los que trata de caminar sin hacer ruido para no ser descubierto. Por todo el bosque hay más cazadores sigilosos y, si se encuentran, sólo pueden hacer una cosa: eliminarlos antes de correr el riesgo de ser eliminados.

Este bosque oscuro, sería la explicación por la que en un universo repleto de vida no tenemos constancia de la existencia de más civilizaciones: porque optan por el silencio para no ser descubiertas.

Por cierto, si crees que es imposible que exista vida en el universo, deberías reconsiderarlo. Existe una prueba irrefutable: la Tierra es la evidencia.

“El universo es un bosque oscuro. Cada civilización es un cazador armado que acecha entre los árboles como un fantasma, empujando suavemente las ramas que bloquean el camino y tratando de caminar sin sonido”.

Liu Cixin